Amplificadores Vintage

La tendencia actual en la guitarra eléctrica es la estética vintage. Concretamente, se llevan modelos inspirados en los 50 y 60, o reediciones de instrumentos olvidados hasta hace poco. Esta moda también ha llegado a los amplificadores, pero no es necesario buscar por mercadillos para localizar uno con estética sesentera. Recientemente Fender ha presentado un par de amplificadores con estética muy llamativa evocando a lo que puedes encontrar en una casa de empeño o en una tienda de segunda mano.

El Fender Pawn Shop Greta tiene una carcasa en color rojo que no dejará indiferente a nadie. A primera vista puede recordar una diminuta radio de sobremesa. Es un ampli a válvulas de 2W, en concreto una 12AT7 y 12AX7 que proporcionan un agradable sonido. Tiene entrada de instrumento y controles de volumen y tono, y un bonito indicador de volumen que potencia ese aire vintage. El resultado es un divertido amplificador al que se le puede sacar un rendimiento fantástico en casa. Incluso si nunca enchufas una guitarra al Greta, la entrada auxiliar de 1/8” del panel trasero es perfecta para el iPod u otros reproductores multimedia, transformándose en un altavoz que le dará un toque especial a tus canciones favoritas.

La otra novedad de Fender dentro de la gama Pawn Shop es el Excelsior, un amplificador con sonidos atenuados pero encantadoramente refinados que van de naturales a estridentes. Destaca por su cubierta de vinilo marrón, el diseño de rejilla en “E”  y la placa de espadas cruzadas en el panel delantero que transmite una sensación de majestuosidad con un aire de la guerra fría. Es un ampli más potente que el Greta, ya que dispone de 13W con un único altavoz Special Design de 15” accionado por dos válvulas de potencia 6V6 y dos válvulas de preamplificación 12AX7. Tiene tres entradas: “guitarra,” “micrófono” y “acordeón”, cada una tiene un circuito optimizado de forma individual. Dispone de circuito de tremolo con control de velocidad, interruptor de tonos brillantes/oscuros (para dar énfasis a los agudos o a los graves), control de volumen y desconexión del altavoz interno de 1/4” que permite conectar el amplificador a una caja de altavoz externa.

Pero no son las únicas novedades del mercado, ya que Yamaha también se ha subido al carro de los amplificadores retro con su reciente THR que ya está a la venta en dos versiones: 5W y 10W. Su planteamiento es distinto al de otros competidores, ya que no se trata de tu amplificador de guitarra de directo, ni del que usas para ensayar. Es un pequeño aparato que sorprende por su sonido Hi-Fi estéreo, su procesador de efectos VCM, su emulador de tono de válvula y su diseño. Al igual que el Fender, permite conectar tu Ipod o cualquier reproductor de mp3 a su puerto mini-jack. Pero quizás lo más sorprendente de los THR sea el inferface USB que te permite conectarte a tu ordenador, grabar tus interpretaciones en Cubase Ai (incuye en CD con el programa) y editarlas cómodamente. No pierdas de vista la iluminación interna en un precioso tono rojizo.

Ahora lo difícil es decidirse por uno, porque todos tienen precios bastante atractivos y una estética y pretaciones espectaculares unidas al encanto de su estética y planteamiento.

Anuncios